Preguntas frecuentes de ESP STEAM&PUMP OPIO T-fal

Prepara espressos, capuccinos y lattes con reultados perfectos taza tras taza. 

Tu espressería T-fal Opio te ofrece un excelente café espresso que puedes verter directamente en tu taza en cuestión de segundos, cuenta con control manual para obtener resultados personalizados, un calentador de aluminio con tecnología avanzada para un rápido calentamiento y una presión de bombeo de 15 bares, para una extracción y calidad profesional de aroma y sabor.  La boquilla de vapor te permite obtener deliciosas tazas de perfecto capuchino espumado, además, un conjunto de características mejoradas con las que cuenta, mejora la experiencia de tu café espresso casero. 

Referencia : EX3220MX

Preguntas frecuentes
Introduce una aguja fina a través de la obstrucción. Para asegurarte de que la boquilla de vapor está limpia, gira brevemente el botón del vapor hasta la posición de vapor para eliminar la posible leche remanente en la boquilla (coloca un recipiente vacío debajo para recoger las gotas) después de preparar un capuchino. Limpia la boquilla de vapor y la boca de espuma con un paño húmedo inmediatamente después de hacer la espuma.
Los residuos de cal se forman de manera natural en su cafetera. La descalcificación regular ayuda a proteger su cafetera y asegura una vida más larga; asimismo, ayudará a conservar una calidad de café que se mantiene constante en el tiempo. Los residuos de cal pueden alterar permanentemente las operaciones de la máquina.
No laves los accesorios de espresso en el lavavajillas.
Vacía la bandeja de goteo con regularidad y, si es necesario, límpiala y también la rejilla con agua y un poco de detergente suave; a continuación, enjuaga y seca.
El cabezal de colado, el soporte del filtro y el filtro deben limpiarse después de cada uso con un paño húmedo en el caso del cabezal de colado, y un poco de detergente suave y agua en el caso del soporte del filtro y del filtro. Aclara y seca.
La bandeja de calentamiento debe mantenerse de la misma manera.
Sigue las instrucciones de tu manual de instrucciones personal para descalcificar tu máquina, ya que las técnicas varían según el modelo que posees.
Te recomendamos que utilices el producto descalcificador proporcionado por el fabricante.
Si no es así, podrás utilizar 2 cucharadas de ácido tartático o cítrico (se vende en farmacias y droguerías) diluido en medio litro de agua tibia; vierte esta mezcla en el depósito de agua.
Para un uso promedio diario de 4 tazas y si el agua es dura, te recomendamos que descalcifiques tu máquina al menos cada 3 meses.
Si resides en una zona en la que el agua es muy dura, quizás prefieras descalcificar más a menudo.
Sí, si está recubierto de cal.
Límpialo con agua y/o productos limpiadores recomendados por el fabricante del dispositivo.
Esto puede evitar atascos en la salida de agua y problemas de higiene.
​Comprueba que estás utilizando leche muy fresca y fría. Comprueba que la boquilla del vapor y el espumador no están obstruidos.
Puede ser consecuencia de diversos factores:
• No hay agua en el depósito. Llena el depósito.
• El depósito no está instalado correctamente. Presiona firmemente sobre el depósito.
• El filtro está bloqueado. Los granos de café son demasiado finos. Limpia el portafiltro y vuelve a probar con un grano de café más fino.
• La bomba no tiene presión. Consulta las instrucciones sobre cómo cebarla.
• La cafetera tiene cal. Elimínala.
• El portafiltro Claris se ha cambiado pero no se ha cebado. Consulta las instrucciones sobre cómo cebarlo.
El aparato se reiniciará automáticamente cuando vuelva la corriente, y estará listo para un nuevo ciclo.
Asegúrate de que la bandeja de goteo no se ha desbordado y vacíala si es necesario.
Verifica que la bandeja de goteo está colocada correctamente.
Asegúrate de que la boquilla de vapor no está bloqueada.
Después de apagar tu aparato y dejarlo enfriar, limpia y desatasca todos los agujeros de la boquilla con la aguja que se proporciona.
Desatasca el agujero de la tubería de soporte de la boquilla de vapor con una aguja.
Retire el cartucho Claris.
Los granos de café arábiga son los que garantizan el mejor sabor y son bajos en cafeína. Prueba las diferentes variedades, mezclas y tipos de tueste para encontrar la que más te guste. En general, cuanto más oscuro sea el tueste, más intenso será el sabor del café. Un tueste ligero hace aflorar toda una variedad de aromas y produce un café suave pero lleno de sabor, ¡el café de los auténticos expertos! Un gran café debe estar ligeramente tostado para revelar su verdadera riqueza, sutiliza y complejidad. Evita granos muy tostados, ya que suelen ser más aceitosos y pueden obstruir la máquina. Comprueba que entre los granos no hay piedrecillas entremezcladas que también podrían dañar la máquina. Nunca utilices café instanténeo o molido.
La característica de un verdadero Espresso es la crema producida por la presión de la cafetera durante la preparación del café. La presión se mide en bar (de 1,5 a 19), es decir, cuanto más alta la presión en bar, más abundante y condensada la crema.
Guarde siempre el café molido en un recipiente hermético o selle el paquete con un clip de bolsa. Conserve el recipiente en el refrigerador para prolongar la frescura.
Un espresso tiene un aroma más fuerte que un café "normal".
De hecho, un espresso se distingue por su rico aroma y la espuma cremosa en la superficie de la taza.
Esto requiere una presión de 15 bares (alcanzada únicamente con cafeteras espresso), calentar el agua a 90-92 ºC y moler finamente y medir el café (7 g por taza).
No, estos aparatos están diseñados específicamente según el tipo de café utilizado.
Si utilizas el tipo de café equivocado, retíralo y rellena con el tipo correcto.
Entre medio y fino (pero no demasiado fino). También puedes pedir un molido para espresso.
Instrucciones & manual